Mira por qué en ocasiones sientes que tu celular vibra pero en realidad no


Estamos seguros que a todos nos ha pasado… Estamos sentados, parados o caminando por ahí, y de pronto sentimos que algo se mueve en la bolsa de nuestro pantalón. Inmediatamente pensamos, y nos da un poco de felicidad, que es nuestro celular que nos avisa que hay alguien que nos habla y que necesita de nosotros. Cuando tomamos el celular y vemos su pantalla, nos damos cuenta que era una falsa alarma… 


Hoy vas a saber la verdad acerca de este evento tan molesto y vergonzoso. 


Recientemente se ha demostrado por diversos estudios, que el efecto llamado como “Falsa Alarma” tienen un origen muy peculiar y un poco obscuro. 



Un grupo de psicólogos del Departamento de Medicina de la Universidad de Texas, estudió este suceso en varias personas de diferentes clases sociales, género y razas. Primero se les hizo una evaluación psicométrica para ver su estado de salud mental, y después se les entrevistó para ver si habían tenido esta experiencia. 

Todas las personas que habían aclarado que sí sintieron este efecto, se les separó e investigó a fondo. 

Esta investigación  aclaró todo… De las mil personas entrevistadas, absolutamente todos dijeron revisar su celular y usarlo antes de dormir. Al despertar, lo primero que hacían era apagar la alarma, que provenía de su celular, y después seguir usando el artefacto. Durante su rutina matutina y al dirigirse al trabajo o a la escuela, seguían en su uso… 

La conclusión por parte de los investigadores fue clara y única: se ha generado una fuerte dependencia al uso de la tecnología móvil, debido a la interacción constante a través de las redes sociales.  

El cerebro está programado para que siempre esté al pendiente de lo que pasa a su alrededor, pero es un órgano capaz de cambiar y de adaptarse a la vida de la persona. En este caso, el cerebro se reprogramó y estableció al teléfono como una prioridad, por lo que cualquier sensación, es inmediatamente recibida por el cerebro como una alerta de mensaje o de llamada. 



Además de esto, se expuso que las personas que tienen esta sensación con mucha frecuencia, sufren niveles de ansiedad y de estrés muy altos, pues son personas dependientes de contacto virtual con otras personas. Cuando no hay nadie hablándoles o escribiéndoles, el cerebro no sabe como reaccionar a la falta de ese estímulo, y da al cuerpo señales falsas de que alguien llama… todo para sentir que siguen estando en contacto con alguien, pues cuando están solos, su ansiedad y estrés aumentan. 

Así fue como concluyó el estudio y esa fue la cruel respuesta al llamado efecto de la falsa alarma. Si esto te pasa comúnmente, no te preocupes, puedes reprogramar a tu cerebro y decirle que tu teléfono no es una prioridad; lo único que tienes que hacer, es no usarlo inmediatamente al ir a dormir ni al despertarse… 

¿Tú has sentido este efecto?

Si te gustó el artículo, SUSCRÍBETE a la página para recibir más notas como esta, déjanos tus  COMENTARIOS estaremos agradecidos de recibirlos COMPARTE con todos tus AMIGOS.



Recomendados

Artículo recomendado
BADABUN te recomienda