Mujer gastó millones en transformarse en las 5 princesas de Disney (fotos)


Hoy te contaremos una historia llena de buenas intenciones, buenos sentimientos y sueños realizados. No cabe duda que siempre que alguien se dedica a lo que verdaderamente ama, el éxito llega solo de manera inevitable. 

Por más extraño que resulte tu sueño, por más que te digan que es una locura, ve tras él con todo el corazón y la vida te recompensará de la mejor manera. 

Este fue el caso de Sarah, que desde muy temprana edad, ella anhelaba una sola cosa: vestirse como las princesas de Disney. 



Desde que Sarah era una niña, se pintaba y se maquillaba como sus princesas favoritas. Todos le decían que por sus enormes ojos, se parecía a esos personajes animados. Eso la inspiró y encantó aún más con todas las princesas. 

Cuando alcanzó la suficiente edad para trabajar, empezó a invertir en los más costosos trajes de princesa que solo utilizaba en Halloween - “Adoraba tener mis vestidos, a veces los usaba solo para ver películas en casa. Mis padres me decían loca, por gastar más de 5 mil dólares en un vestido, pero a mí no me importaba, yo era feliz comprándolos. Volvería a gastar eso y más, si fuera necesario” - Dice con orgullo Sarah. 




Un día, Sarah se dio cuenta que había gastado más de 100,000 dólares en vestidos y accesorios de princesa, así que entendió que era momento de llevarlo al siguiente nivel. 

Entre ella y su novio fundaron la empresa “Princess Ever After” (Princesa para siempre) y empezaron a asistir a fiestas, convivios y cumpleaños, llenando de emoción y felicidad los corazones de cientos de niños. 





Nunca se imaginaron que su pasatiempo se convertiría en un exitoso y lucrativo negocio. 

Después de asistir a fiestas y convivios, cobrando hasta 200 dólares la hora, Sarah decidió que era momento de darle otro giro, así que empezó a asistir de manera gratuita a hospitales y orfanatos, alegrando el día de los niños que más lo necesitan. 



“Nunca esperé que mi vida se viera tan beneficiada de realizar labores en pro de los niños necesitados. Nunca dejaré de hacerlo, esas sonrisas son mi mayor tesoro” - Dice Sarah conmovida. 

Hasta el día de hoy, Sarah ha invertido más de un millón de dólares en vestidos y accesorios. Hoy su empresa es la mejor del rubro y aún continúan haciendo labor social dos veces al mes. No cabe duda que esta historia es inspiradora y motivadora. 

Y tú ¿estás list@ para luchar por tus sueños?

Atrévete a perseguir tus sueños, la vida recompensa a los valientes. Si te gustó la nota dale LIKE y COMPARTE con todos tus amigos, COMENTA que nos encantaría conocer tu opinión y recuerda ¡SUSCRÍBETE! encontrarás más notas y artículos de tu interés. HASTA PRONTO



Recomendados

Artículo recomendado
BADABUN te recomienda